Casa Lemmi

Home  /  Home @es  /  Current Page

Construida sobre las ruinas de una antigua villa etrusca, primero, y luego romana, y situada junto a un templo pagano sobre el cual más tarde se construyó la actual Catedral Colegiata, Casa Lemmi es un compendio de historia, de misterios, de atmósfera mágica aún presente en sus habitaciones. Esta milenaria morada de los Templarios, sede del Vicariato Imperial en el año 1000, cuya estructura actual data de la época normanda, está hoy dedicada con sus 6 estancias construidas sobre la parte más antigua de la estructura, a la hospitalidad de los visitantes que caminan sobre esta parte de la Toscana suavemente salvaje y aún incontaminada por la industria moderna. Los nombres de las 6 habitaciones derivan de las actividades que en el pasado se realizaban en su interior y están conectados a la agricultura que en los últimos siglos fue la actividad principal de la mansión familiar.
La Estancia del Fattore fue la sede de la administración de la finca y se encuentra frente a la facha principal de la Colegiata; La Oliaia sirvió como almacén de las tinajas con aceite, mientras que el Granaio se utilizaba para el almacenamiento del grano; La Stanza del Vino, se llama así porque su parquet se ha construido con listones de barricas viejas; la Stanza del Vinsanto, la más alta de Casa Lemmi, servía en cambio para contener los “barriles” del vino destinado a convertirse en licor como el Vino Santo; La Caciaia finalmente estaba destinada a la sala de almacenamiento de queso pecorino trabajado en la hacienda para que madurasen.
Las habitaciones están situadas alrededor de una antigua escalera coronada por una cúpula de cristal que da luz al conjunto; probablemente se trataba de una estructura religiosa de origen pagano.