Monte Oliveto

Home  /  Itinerari e luogi @es  /  Current Page

El origen de la espléndida incursión humana en una naturaleza indómita se remonta al noble sienés Bernardo Tolomei, realizada completamente en ladrillo rojo entre 1387 y 1525. Todos los edificios se articulan alrededor de tres claustros; en el grande 36 recuadros al fresco recorren sus paredes con la vida de San Benito de Nursia. Los de la primera pared fueron hechos por Luca Signorelli (1495-1498), los restantes por el excéntrico Sodoma (1504-1508). Fue uno de los principales centros de acogida de los peregrinos a lo largo de la Via Francigena por la renombrada actividad farmacéutica a base de hierbas, que aún está activa.